26 de junio de 2007

Mi envidia del mar


Yo aguardo, tú juegas con las olas
y nos agotamos
yo escribo, tú duermes sobre la arena
y nos agotamos
yo estudio, tú atesoras el aire y el sol
y nos agotamos
cada hora, cada día que pasa.
Es tan lindo agotarse de esta forma...
Pero más lo es descansar en ti.
Hay que ver Tris, que cosas más hermosas nos dejas. No recuerdo que un comentario se convirtiera nunca en parte de la entrada. Siempre hay una primera vez. La canción de Aute merece estar aquí, más visible. Es precisa Tris, como todo lo que encuentras, como las flechas de tu espalda.

A por el mar (Luis Eduardo Aute)

El mar, que fue una palabra
vacía y sin horizonte,
hoy es un niño que canta
sobre cuarenta prisiones,
un niño que se despierta
como una ola gigante,
lleva en un puño una perla
y un coral rojo en la sangre.

A por el mar,
a por el mar que ya se adivina,
a por el mar,
a por el mar, promesa y semilla
de libertad,
a por el mar, a por el mar...

El mar nos está esperando
a poco tiempo del sueño,
sólo es cuestión de unos pasos,
esos que reprime el miedo,
vayamos, pues, a abrazarlo
como un amante que vuelve
de un tiempo que nos robaron,
ese que nos pertenece.

El mar es más que un paisaje,
también es un sentimiento,
es un corazón que late
negándose a seguir muerto;
no rinde más obediencia
que la que exigen los vientos,
no lo sujetan cadenas
ni se detiene ante el fuego.

12 comentarios:

  1. El mar, que fue una palabra
    vacía y sin horizonte,
    hoy es un niño que canta
    sobre cuarenta prisiones,
    un niño que se despierta
    como una ola gigante,
    lleva en un puño una perla
    y un coral rojo en la sangre.

    A por el mar,
    a por el mar que ya se adivina,
    a por el mar,
    a por el mar, promesa y semilla
    de libertad,
    a por el mar, a por el mar...

    El mar nos está esperando
    a poco tiempo del sueño,
    sólo es cuestión de unos pasos,
    esos que reprime el miedo,
    vayamos, pues, a abrazarlo
    como un amante que vuelve
    de un tiempo que nos robaron,
    ese que nos pertenece.

    El mar es más que un paisaje,
    también es un sentimiento,
    es un corazón que late
    negándose a seguir muerto;
    no rinde más obediencia
    que la que exigen los vientos,
    no lo sujetan cadenas
    ni se detiene ante el fuego.
    - Luis Eduardo Aute-

    ResponderEliminar
  2. Tris, excelente elección, es hermosooooo. No podría ser de nadie mas que de nuestro amigo Aute.

    Besosss
    Nati.

    ResponderEliminar
  3. Buuuufffff no lo entiendo pero me encantaaaa porque es muy.... buf buf. os agotais juntos, como os agotais? pon maaaas

    ResponderEliminar
  4. Es cierto. El mar, para los que solo lo presentimos o lo imaginamos detrás de la siguiente montaña, no es un algo real, es sobre todo un sentimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Aaaggg, Tris y Lemmon tienen otro gusto común, y van... jajajaja
    Nada de preguntas anónimas, grrr.

    Virtuoso me has recordado un pensamiento del poeta C.S. Lewis que sale en la peli de Atenborough, cuando dice que vivimos en tierras de penumbra y la felicidad siempre se encuentra detrás de la siguiente colina. Mmm, no es algo real tampoco.

    ResponderEliminar
  6. ..."no lo sujetan cadenas
    ni se detiene ante el fuego"

    ResponderEliminar
  7. no se si va dirigido hacia mi eso, si es asi que significa??

    ResponderEliminar
  8. Mmm pues lo puse porque hay muchos sentimientos detrás de esa foto en la que tú "casualmente" te has fijado. Porque a un corazón que late, como dice la canción, no lo sujetan cadenas ni se detiene ante el fuego, hay que seguir adelante, siempre adelante. Mira la foto, es un camino, no se ve exactamente a donde lleva, pero hay que seguirlo, dan ganas ¿no? Parece que lleva al mar.
    Lo siento, no me explico muy bien.

    ResponderEliminar
  9. hay muchas fotos en las que una persona se puede fijar, y unas gustan mas que otras, el mar me encanta y esa foto tiene que ver con el mar

    ResponderEliminar