29 de septiembre de 2008

El niño con el Pijama de Rayas o "estar en el mundo"

Cuando decidí leer esta pequeña novela lo hice animada por aquello de "estar en el mundo", es decir, como casi toda la gente habla de ella y ha levantado tanta polvareda me sentía casi en la obligación de saber que demonios tenía tan interesante el libro. Y así, aunque mis razones fueran tan bobas, al final no sólo no me arrepiento del tiempo (poco) y el dinero que le he dedicado, sino que estoy muy contenta de haber aprendido tantas cosas con este relato sencillo, directo y original. Creí que lo mejor de la historia era leerla sin tener noción alguna previa de su contenido. Pero no es sólo eso, lo mejor es casi todo. Y el casi es porque el estilo literario de Boyne, en mi humilde opinión, no es que llame la atención precisamente. Es la única pega. Pero las ideas que nos transmite son interesantísimas y están expuestas con una sencillez elogiable y una inocencia que de ningún modo creo reservada a los adolescentes, para los que mucha gente cree que sirve únicamente la historia. Todos tenemos algo que aprender de un texto que a ratos, en serio, me recordaba, y salvando las distancias, al mismísimo Principito. ¿Puede que sea yo muy inocente?
Nada diré de la trama, es que de verdad que no se puede soltar prenda, que se estropearía un poco. Lo que sí me encantaría es en los comentarios entablar un debate con los que lo hayan leído. Se presta mucho a esto y tengo ganas. Así que ahora sí os pido participación. Cuando veamos la peli quizá podríamos hablar sobre ella en WS.
NO debería entrar en los comentarios quien no haya leído la novela.

25 comentarios:

  1. Me averguenza decir que la descargue de internet porque no tenía dinero para comprarla, pero aun asi, me averguenza màs decir que no le leì. Comence a hacerlo, pero era tan mala la calidad de el archivo, que no quise dañar lo que creo que sería una linda experiencia literaria.
    Espero regresar por aqui, muy pronto, con algo de comentario para compartir.
    Un beso desde mi lejana galaxia

    ResponderEliminar
  2. Lo tomé prestado de mi hija hace ya tiempo, pensando que sería una lectura de "relleno" y en realidad me sorprendió, tanto por su realismo, como por su sencillez

    Un final sorprendente, que duda cabe, a pesar de que lo intuía, pero en ningún caso decepcionante...

    No obstante, no sé si de una historia sencilla y breve, merece la pena hacer una película, pero eso no he de juzgarlo, al menos, todvía

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. A mí me lo dejaron hace unos meses y me encantó, sobretodo por la inocencia que desprende. Creo que para nada es lectura para adolescentes, todos tenemos cosas que aprender de un relato tan sencillo y complejo a la vez.
    No he visto la peli, pero creo que el cartel desvela anticipadamente una parte importante de la trama así que no sé si estarña a la altura del libro en el sentido de que (por lo menos yo) a cada línea ibra descubriendo cosas nuevas que el cine me temo que destape "de un plumazo" (no sé si me estoy ecplicando bien)...
    Y sí para los que no lo han leído yo no vería primero ni el cartel de la peli. Lo malo será que ahora le cambien la portada al libro y le pongan el de la peli (cosa que me suele molestar bastante)...
    Resumiendo que yo también recomiendo el libro a todo el mundo.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo creo que voy a ser el que ponga la nota discordante, porque no me gustó mucho.
    Lo critiqué en mi propio blog al leerlo (perdón por el link, prometo que no es autopromoción, solo que así podeís ver mi opinión de forma más extensa), y me decepcionó un poco.

    A mí no me recuerda en absoluto al Principito (libro que adoro), pues la única fantasía de éste libro está en la cabeza de Bruno. Y, sinceramente, no me creo esa ingenuidad, no en esa epoca y en esas circunstancias.

    Como poco daré pie a opiniones diversas...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hey Dark mira tu correo y regresa por aquí muy pronto. No te averguences de no tener dinero. Lo vergonzoso es que la cultura no sea libre. Pero oye, si te pillan... tú y yo nunca nos hemos visto, recuérdalo...

    Guaaau Búho, una hija que ya lee eso. Está bien. A mí el (horrible) final sí me sorprendió. Soy muy inocente siempre, es que me encanta dejarme llevar y que me engañe el escritor, o el director. Mi sorpresa cuando quedan los dos nenes en el plan de pasar al otro lado con el disfraz fue tan grande, que de veras me temblaban las piernas.
    Creo que sí da para una película, sobretodo si explotan bien el tema de la educación de los hijos.
    Tú que eres padre también me imagino que te fijarías. Es una fábula para enseñarnos a los padres a no mantener a nuestros hijos en la ignorancia y a hacer que nos respeten por lo honorables que podamos ser y no por miedo.

    Pulgacroft es horrible lo del cartel de la peli jajaja. Ya les vale. Yo lo vi primero y me jorobó parte del relato, pero bueno, no todo por lo menos.
    La inocencia esa es lo que me hizo recordar El Principito. Realmente Bruno no entiende las injusticias de nuestro (su) mundo, a veces parece caído del cielo.

    ResponderEliminar
  6. Oligoqueto no te disculpes por el link, al contrario, te agradezco que aportes tu opinión :)
    He ido a leer tu entrada y ya veo lo que no te gustó. Tienes razón en que Bruno, como dije antes, parede caído del cielo. Pero eso es parte de la fábula, el no sólo no se entera de nada porque está en el bando de los opresores y vive una vida comodísima en un barrio en el que lo más grave es que te empuje la gente los fines de semana por la calle, sino también porque sus padres como padres, son un completo desastre, lo mantienen en la ignorancia. No le hablan de sus cosas, ni del mundo, no le hablan! Y le ponen un profesor que tampoco le habla del presente, sólo de la historia pasada. Y luego pasa lo que pasa, que se mete en el horno él solito. Claro que no es tonto, es un pobre desgraciado, tanto como lo es Samuel.

    Gracias por vuestros comentarios, de veras.

    ResponderEliminar
  7. Ay, soguapa, que tengo el libro en la mesa, regalo de mi cumpleaños del año pasado, y todavía no me he puesto. Siempre me regalan algo que me apetece mas, y lo he dejado de lado, pero ahora me pondré con ello, y te cuento, eso sí, dame unos días...
    Ya sabes que sigo sin blog, que sigo conectada a ratos... y que la vida real me puede... Aún así, te dejo un besazo, y paso por aquí a recordarte, que sino vengo mas, no es porque no quiera, sino porque no puedo¡¡¡
    BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  8. Sí, pero el problema es que no se trata de una fábula.

    Todo lo demás, aparte de Bruno, es muy real. No se entiende que no sepa nada, por mucho entorno silenciador que tenga. El empleo de su padre es demasiado obvio y demasiado interesante como para no hablar de ello con sus amigos en Berlín, los niños repiten todo lo que oyen en sus casas, y no puedo creerme que viviera en la innopia.

    Me resultó una ingenuidad demasiado forzada, muy en función de conseguir un final terriblemente dramático. Me chirriaba todo porque no podía creermelo...

    A ver que opina la gente...

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Que pena no lo he leído , por el momento estoy de lo mas metido con Caballo de TroyaII, gran obra de tu compatriota JJ Benites, igual veo si lo consigo
    Pd, hermosas las entradas anteriores, un beso.

    ResponderEliminar
  11. Paso rápido para no leer los comentarios. Vaaale, lo leeré, pero porque lo ecomiendas tú. Que conste que a mí lo que me gusta es llevar la contraria.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. De acuerdo, quizás con la perspectiva de una madre se vea de forma distinta. La empatía por el personaje es, evidentemente, mucho mayor.
    Pero de veras creo que, observado sin apasionamiento, es un personaje irreal por ingenuo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, supongo q soy afortunada, fui probablemente de las primeras personas en leer ese libro, ya que cuando lo compre no tenía idea alguna de cual era, así que es como un pequeño triunfo personal :P

    Por lo demás decir que aunque lo disfruté, me gustó y en general me dejó muy buen sabor de boca no veo a q viene tanto revuelo. Es un libro curioso, de fácil lectura, y con algunos detalles brillantes pero... Podría decir lo mismo de muchos otros. Me ha sorprendido la fama que ha adquirido la verdad, pero bueno...Si es por hablar de libros, yo feliz! :D

    ResponderEliminar
  14. Me parece que te doy pocos días Delirium porque se lee en dos patadas, por corto y por adictivo ;)

    Oligoqueto cositaaa, jaja, vuelves una y otra vez :) Entiendes mi empatía con el pobre Bruno tan abandonado. Y yo entiendo lo de que no te lo crees, es que los cuentos son exagerados, hay que creerse cosas a veces para entender el mensaje. De todas formas, yo pienso en mí con 9 años (dios, sólo estaba en 4º de EGB) y estaba tan en la innopia como él jajaja, de veras, y eso que el trabajo de mi padre no era secreto ;)
    Gracias por tus apreciaciones.

    Dani a ti te hago el mismo envío que a Dark, que al otro lado del océano no lo tenéis tan fácil.

    Tawaki amiguito, a mí me ha gustado pero líbreme dios de tus iras por hacerte perder un segundo de tu caro tiempo :P

    Nausicaa tú como buena friki, te lo leíste antes de que se armara el revuelo, bien ahí. Aunque me parece bueno y recomendable, yo pienso igual y la fama ha sido excesiva. Como bien dices hay muchas cosas más por ahí. Supongo que este lo que le pasó es que es muy fácil de leer y se supo crear expectación con lo de no contar la trama. Que sé yo. Los mecanismos de la fama son inexplicables, je.

    Que bien que participéis, estoy contenta :D
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. La leí, Cyllan. Leí la historia de esa amistad entre niños que se comunican desde lo más profundo de su soledad, con esa inocencia de quienes no comprenden cuanto les sucede y, sin embargo, se ven obligados a aceptarlo... precisamente por su condición de chiquillos indefensos. El libro, como apuntas, no tiene un alto nivel literario; pero la historia es sencilla y conmueve. Por eso me gustó. Lo que sucede es que lo leí entre "La ladrona de libros" y "Mil soles espléndidos" y quedó un poco como la mortadela del emparedado. Quiero decir que, a la hora de recomendar una lectura a un adulto, me inclino bastante más por los otros. No así, si pienso en un niño.

    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  16. El Puto Fisgon1/10/08 20:31

    En general me gustan los libros sencillos e ingenuos, no soporto esos que hacen tediosas descriciones tanto del entorno como de los sentimientos (cyllan algunos de los que a ti te gustan mucho me rayan je je, prefiero alguna pincela y yo imaginar el resto) pero tampoco soporto el lenguaje rayante para niños de este, esas descripciones que quieren parecer inocentes, quizas me pilla ya muy mayor para disfrutarlo, tambien es cierto que no llegue virgen a su lectura, conocia practicamente toda la trama, tal que eso tambien le quito magia.
    Lo mismo me ocurrio con la sombra del viento, no entiendo porque algunos libros consiguen ese nivel de aceptacion.

    ResponderEliminar
  17. Es verdad que es conmovedor Dédalus, sobretodo el giro final cuando Bruno anda por dentro del campo de concentración y ni ahí se da cuenta del todo de lo que pasa.
    Me apunto esos dos títulos tan sugerentes que dices para ver de que van, por si me interesan. Gracias.

    Fisgón estás grande ya eeh? :P Esos que a mí me gustan mucho, como tú dices, lo que pasa es que a mí me gusta disfrutar del continente tanto como del contenido. Tú opinión es muy bienvenida porque sé que eres un lector empedernido y muy abierto a géneros y tipos de lectura.

    En cuanto a la fama más o menos justificada quiero hacer un apunte citando a Antonio Muñoz Molina que comparto plenamente. Tampoco hay que comerse tanto el coco con lo del éxito. Él dice:
    "... En el caso de Carlos Ruiz Zafón, la prueba irrefutable de su talento sería que lo lee todo el mundo; en el de Juan Goytisolo, que no lo lee casi nadie. Un novelista puede ser grande y tener mucho éxito, incluso impúdicamente ambicionarlo: Balzac, Dickens. Otro igual de grande puede no tener ninguno, al menos en vida: Stendhal. Con mucha frecuencia hay más gente que lee una novela infame que una novela magnífica. Pero también hay novelas magníficas que seducen a millones de lectores -Lolita, Vida y Destino, Bella del Señor, Anna Karenina- y su número no es inferior al de las novelas infames que fracasan.
    Historias transparentes que se leen en unos minutos pueden tener profundidades y matices que no agota ninguna lectura; otras parece que sólo se nos entregan después de un largo asedio, exigiéndonos una atención obstinada y ferviente, revelándose de pronto en su intensidad cegadora. Que una obra de arte tenga mucho éxito dice tan poco sobre ella como que no tenga ninguno."

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  18. A mi el libro no me disgustó, pero tampoco acabé el libro y me dije ¡pedazo de narración que acabé de leer! Está bien, pero no comprendo el éxito arrebatador que tuvo. En mi opinión es un libro normalito de todo.

    No digo que no sea original el punto de vista del niño, pero para eso tenemos en "La vida es bella" una historia mucho mejor. Porque esa es otra, todavía no he visto la película (ni creo que la vea) pero si ya se sabe quien es "El Furias" desde el principio ya pierde su parte de gracia.

    Seguro que alguno ya se apunta a la moda y escribirá "El señor con un laurel en la cabeza" :)

    ResponderEliminar
  19. Hola hermosa
    te cuento que aun no he podido reiniciar el libro porque la impresora en mi trabajo falló! jajajajaja que el destino me juega una mala pasada con ese libro!!!
    Por otro lado... sabes que te tomaron una fotografía en una fiesta futura? pasate por mi lejana y olvidada galaxia y la veras!
    darklatinangel.blogspot.com
    Saludos
    Oz

    ResponderEliminar
  20. Zebedeo yo tampoco dije eso al acabarlo, no creo que nadie haya dicho que buena narración, lo que dije fue: Esta idea me da para pensar un buen rato. Más arriba hablo de ello. Casi me parece un libro de flosofía sencilla(que no de autoayuda puag)fíjate.

    Dark espero que con tanto comentar aquí antes de leerlo no hayas metido la patita y se te estropee el misterio del libro, jajaj, te mato.
    Una fiesta futura??
    :O
    :O

    Besitos.

    ResponderEliminar
  21. Lo he leído y me ha gustado, aunque me parece que está un poco sobrevalorado y que tanta ingenuidad me escama. También me pregunto si en el siglo XX ha ocurrido algo más aparte de los temas con los que nos bombardean siempre, razón por la que me resistía a leerlo. Te libras, pero por los pelos ;) Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Me libro con el libro seeeee :D
    Claro que ha ocurrido algo más, nuestra guerra civil por ejemplo... Es que somos tan morbosos, eso por no decir que los exterminios masivos suelen calar bastante en el imaginario colectivo. Es lógico tío. Nos bombardean con muchas cosas, es lo bueno de la era de la información.

    ResponderEliminar
  23. Por fin me lo he leído y me ha encantado :-)
    Me había comentado gente que no les gustaba el final, pero es el final que debe tener, porque un final feliz habría estropeado el libro...


    Si no lo has leído deberías leer "El curioso incidente del perro a la medianoche" de Mark Haddon.
    No tiene nada que ver con "El niño con el pijama de rayas", pero su forma de contar la trama de la historia también es... distinta

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Más que estropearlo es que no tendría sentido sin ese final, todo el tinglado está montado para eso.
    El del perro a medianoche lo leí, y sí cuenta las cosas de forma distinta, pero en este caso no me llegó ni me enseñó nada especial. No le saqué mucho partido vaya.
    Besos.

    ResponderEliminar