26 de abril de 2008

La Ofrenda de Mefistófeles


Edrien.- ¿Estuviste con él ayer?
Arya.- Sí.
Edrien.- El captador… Es impresionante estar en su presencia, tenerlo tan cerca, hablar con él. Puedo recordar perfectamente la única vez que nos encontramos. Te vas a reír, se me pasó por la cabeza tocarlo, pero enseguida deseché esa absurda idea por imposible. El aura de poder que emite es tan fuerte que la percibí como una barrera física. Estaba a años-luz de mí en realidad. Y ese refinamiento con que el se mueve, con el que viste, con el que te seduce en fin, lo admiro.
¿Qué pasó, que notaste tú? Cuéntamelo, ¿te aceptó?
Arya.- …
Edrien.- ¡Oh, venga! Me muero de ganas de saber que pasó. Eres muy pequeña, padre dice que eres la más joven que él ha conocido que haya hecho la ofrenda. Y ha conocido a muchos, ya lo sabes. Arya…
Arya.- Está bien, es sólo que no me gusta nada rememorarlo. Porque sentí todo eso que acabas de decir, mas yo no lo admiro como tú. Estás fascinado. Por favor, no se lo digas a padre. Pero no me gustó, no sé por que tenemos que vincularnos de ninguna forma con él.
Edrien.- Son las reglas hermana, te lo he explicado mil veces, existen unas jerarquías, nadie puede campar a sus anchas o esto sería un caos. Además te llevas premio, un don, o incluso más de uno. ¿Qué te dio?
Arya.- Un poder que ni quiero ni necesito ¡Menos de lo que yo le di!
Edrien.- ¡Eh!, eso no me lo creo, tú le ofreciste esa chica de los ojos azules. Hay millones como ella, si tanto te gustaba encontrarás otra.
Arya.- Es inútil intentar explicarte que no son todos iguales, que no son ganado, que cada uno es único, como tú y yo lo fuimos hace tanto tiempo. Y su alma no se merecía lo que él le hará…
Edrien.- Calla y escúchame, cuando padre te pregunte por tu “entrevista” no se te ocurra contestarle en esos términos. Se pondría furiosísimo y eso no nos conviene a ninguno de los dos Arya.
Arya.- ¿Me tomas por tonta? Le diré lo que quiere oír, estará contento, me fue muy bien.
Edrien.- Buena chica. Ahora dime cual fue el regalo, ¿qué puedes hacer ahora?
Arya.- Lo mismo que él.

Imágen: La Ofrenda de Mefistófeles. R Paris. Bronce, marfil y mármol. Alt. 40,5 cm. c. 1930. Museo Art Nouveau y Art Deco de Salamanca.

15 comentarios:

  1. Arya y Edrien, el uno fascinado con el captador y la otra disgustada. Ella parece estar más cerca de lo humano, aún no ha cortado sus lazos terrenales del todo como su hermano.
    Un estupendo microrelato, si es tuyo FELICITACIONES y si no, igual, por traernoslo.

    ResponderEliminar
  2. Halaaa Rosita como lo pillas, sí señora ;)
    Claro que es mío :* Si no lo fuera, pondría otro autor. Pero estos dos, junto con algunos seres más que ya aparecerán, tienen vida propia. Aquí se reproduce un pequeño pasaje de la misma... En la entrada del 26 de diciembre pasado tenéis otro momento.

    Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  3. :) Que relato tan fantastico. Me ha encantado, me voy ahora mismo a la entrada de diciembre, quiero saber mas!

    (Especialmente para ti comentario en mi ultima entrada :)

    ResponderEliminar
  4. Sugerente, deja en los labios el deseo de un poco más. Veo en los comentarios que un 26 de diciembre hay algo más sobre estos personajes, iré a echar un vistazo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pero que relato tan fasinante, te felicito por tan bella creación...Que tengas un hermoso día

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Tenéis algunos ganas de más ¿eeh? jejeje. Supongo que cuando se tienen en la cabecita los personajes tan definidos y precisos las cosas que cuentas de ellos -aunque sea fuera de un contexto claro para vosotros- llegan mejor, se entiende mejor su esencia.
    Gracias y besitos.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno. Engancha y te quedas con ganas de leer más, pero con eso de los dones nunca se sabe. Se desean hasta que se tienen y luego, según cuáles, hasta se aborrecen.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Tawa también se enganchó :D Como pongo por arriba, el 26 de diciembre pasado hay otra entrega de esta pareja. Supongo que sí hay dones que molestan más que ayudan, nadie dijo que un don deba ser beneficioso o útil o bueno.

    Fantomas no mola llegar por vez primera y decir ve a mi blog :/ Pero en fin te perdono porque he ido y es de buena música, je, y porque tu nick sí que mola coleguilla ;)

    ResponderEliminar
  9. Espero que continúes pronto con el relato y nos muestres más personajes. Al ver el dialogo en dos colores no pude evitar recordar "La Historia Interminable" de Michael Ende... se me fue la cabeza por esos derroteros, un libro que marcó mi infancia. Besos

    ResponderEliminar
  10. VAmos a ver estos dones...
    o
    estas condenas...
    Puñetas!

    :-P

    ;-)

    ResponderEliminar
  11. Bueno JUANJO a mí me marcaron otros más pero La Historia Interminable es una novela increíble por su originalidad y frescura y también me gustó muchísimo.

    CARMESÍ ¿cómo se contesta a tu comentario?? Puñetas digo yo! :P

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2/7/13 09:52

    Me acaban de regalar la estatuilla de "ofrenda a mefistófeles", he llegado hasta ésta página y me he quedado fascinado con el relato, felicitaciones al autor por su creatividad.

    ResponderEliminar
  13. ¿Qué te acaban de regalar que?? O_O Quiero saber más de eso.

    ResponderEliminar